Defendemos la democracia, la participación de todos los ciudadanos en la construcción de las políticas que encaminen el desarrollo del país y la eliminación de las desigualdades; estamos convencidos que la buena política se hace discutiendo las ideas y debatiendo propuestas mediante el diálogo popular. Abogamos por el fortalecimiento de las instituciones, propendiendo por el bien común.

Velamos por la seguridad en la democracia, como un mecanismo esencial para el desarrollo político, social y económico del país estableciendo una equidad en cuanto al acceso al respeto social, a la participación y a la toma de decisiones por parte de los ciudadanos.